Mancomunidad de San Marcos

Noticia
Actualidad

icono calendario28/10/2014

Seis ayuntamientos adeudan 262.000 € a la mancomunidad

Los ayuntamientos de Astigarraga, Hernani, Lezo, Oiartzun, Pasaia y Usurbil, han dejado de pagar las cuotas ordinarias de la mancomunidad de San Markos y acumulan una deuda total de 262.234 € que, en palabras de su presidente, Denis Itxaso, “pone en serio riesgo los servicios que garantizan la recogida selectiva y el reciclaje en la comarca de Donostialdea y no tiene otro objetivo que tratar de imponer el puerta a puerta allí donde los ciudadanos lo han rechazado”. La deuda económica se originó cuando los ayuntamientos mencionados se negaron a abonar las cuotas que habían sido aprobadas en los presupuestos de la mancomunidad por mayoría absoluta y en función del número de habitantes de cada municipio, tal y como establecen los estatutos en su artículo 12. Itxaso ha afirmado que “la mancomunidad actuará con contundencia solicitando a la Diputación Foral de Gipuzkoa que deduzca las cantidades adeudadas del Fondo de Financiación Municipal y las abone directamente a la mancomunidad”.


El origen del problema está en el incremento de costes que la recogida selectiva de residuos ha experimentado en los municipios que han implantado el puerta a puerta, debido a la creación de una empresa para realizar las funciones de la mancomunidad. Claro ejemplo de esta situación es lo que sucede en Hernani, que ha multiplicado por tres sus costes de recogida de residuos pasando de unos 500.000 euros en 2009 a más de 1.500.000 en 2013, mientras que su aportación a la mancomunidad está al nivel de 2008 y no llega a los 300.000 euros. También es significativo el caso de Pasajes, donde la implantación del puerta a puerta va a suponer prácticamente se duplicar el coste de la recogida, pasando de 1.000.000 a 1.800.000 €.


El presidente de la mancomunidad, Denis Itxaso, se ha mostrado dispuesto a defender de manera contundente y en los tribunales, si fuera necesario, los servicios que presta la mancomunidad y ha manifestado que “son los ayuntamientos de Bildu los que tienen que explicar como se justifica semejante incremento de costes en la recogida selectiva”. En esta misma línea, considera un “verdadero escándalo” que quienes aparecen permanentemente como defensores del reciclaje quieran poner en riesgo la estabilidad económica de la entidad que gestiona los residuos de la mitad de la población de Gipuzkoa.


Volver al listado de noticias

Tu comentario