Mancomunidad de San Marcos

Noticia
Actualidad

icono calendario01/07/2014

La planta de Urnieta recicló más de ocho millones de kilos en 2013

La planta de tratamiento y recuperación de envases de Urnieta recibió en 2013 8.148.990 Kgs. de envases de los que fueron reciclados 5.982.060 Kgs., mientras que 1.607.200 Kgs. fueron materiales de rechazo que no pudieron ser aprovechados. Tomando estos datos como referencia, la tasa de rendimiento se situó en torno al 78%, porcentaje que fue valorado muy positivamente por el presidente de la mancomunidad, Denis Itxaso, “por ser una de las más altas a nivel de España” pero que pone de manifiesto “la existencia de rechazos y la necesidad de una alternativa de tratamiento para estos materiales que supere una solución obsoleta y poco sostenible como los vertederos”.
Del total de envases tratados, 5.442.610 Kgs. (80,57%) son recogidos por la mancomunidad de San Markos, mediante los contenedores situados en la vía pública. Por su parte, los municipios con el puerta a puerta (Astigarraga, Hernani, Lezo, Oiartzun, Pasaia y Usurbil) recogieron 1.311.920 (19,42%), si bien hay que tener en cuenta que Astigarraga implantó este sistema en abril, Lezo en mayo y Pasaia en agosto. Además, la planta de Urnieta trató 1.216.360 Kgs. de envases recogidos por la mancomunidad de Txingudi y 164.540 Kgs. procedentes de municipios de Tolosaldea cercanos a Urnieta, principalmente de Andoain.
Entre los materiales recuperados, destacan de manera importante los plásticos con un total de 3.818.270 Kgs., que representan el 63,82% del total. Por tipos de plástico, los materiales y cantidades recuperadas son: 816.880 Kgs. de PET; 466.960 Kgs. de HDPE; 1.538.740 Kgs. de LDPE 995.690 Kgs. de otros plásticos. También se recuperó una importante cantidad de metales, principalmente acero (880.340 Kgs., 14,71%) y papel-cartón (752.280 Kgs., 12,57%).
La planta de recuperación y tratamiento de envases, con sus más de 8.000 Tn. anuales de envases tratados, es la mayor de las infraestructuras de las que dispone Gipuzkoa para reciclar y aprovechar los recursos materiales presentes en la basura. La planta de Legazpi desarrolla la misma actividad pero trata un volumen inferior de residuos; la planta de compostaje de Lapatx trata 3.000 Tn. anuales y los vertederos y estaciones de transferencia, al tener como finalidad la eliminación no pueden ser consideradas infraestructuras de recuperación y reciclaje. En este sentido, Denis Itxaso subrayó la necesidad de desarrollar infraestructuras que permitan aprovechar de forma sostenible los recursos presentes en los residuos y señaló que “gastar el dinero de los ciudadanos y no aportarles las soluciones necesarias para gestionar las basuras de forma moderna y eficaz, equivale a hipotecar nuestro futuro ambiental porque los vertederos, mientras tanto, se acercan a su colmatación”.

Una planta moderna y automatizada
La planta de Urnieta clasifica los envases, de manera automatizada, en función de los materiales de acuerdo con su tamaño, color y naturaleza y separando: polietileno de alta y baja densidad, PET, PVC, metales férricos, aluminio y brick, entre otros. Todo el proceso se realiza de forma automatizada, mediante separadores mecánicos y sensores ópticos y magnéticos, que reconocen y clasifican los distintos tipos de envases. Posteriormente, se prensan y son enviados a las plantas señaladas por Ecoembes para su transformación en materiales reciclados que serán aprovechados en nuevos procesos productivos.


Volver al listado de noticias

Tu comentario