Mancomunidad de San Marcos

Noticia
Actualidad

icono calendario13/03/2014

San Markos supera el 36% de recogida selectiva en sus residuos urbanos

La mancomunidad de San Markos alcanzó en 2013 un 36,3% en la recogida selectiva de residuos urbanos. En concreto, se gestionaron 119.616 toneladas de basuras, de las cuales 41.883 fueron recogidas selectivamente y 1.549 se destinaron a autocompostaje. Estos datos mejoran en algo más de un punto los resultados obtenidos en 2012, cuando el porcentaje de recogida selectiva llegó al 35%. Por habitante y año, se generaron un total de 382,5 Kgs. de los cuales 133,5 fueron separados en origen y recogidos selectivamente y 4,9 se destinaron al autocompostaje.

Por materiales, el 32,7% del total corresponde al papel/cartón con 13.712 toneladas recogidas; de ellas, el 88,3% fueron depositadas en contenedores o se obtuvieron de las recogidas específicas que realiza la mancomunidad y el 11,3% restante a través del puerta a puerta.  Los envases de vidrio suponen un 25,1% del total, con 10.500 toneladas recogidas selectivamente, el 85,6% en los iglúes situados en acera y el 14,4% restante mediante las recogidas específicas para la hostelería. Los envases ligeros es la tercera corriente de materiales con el 15,7% y un total de 6.559 toneladas, de las cuales el 82,3% se depositan en los contenedores amarillos y el 17,7% se recogen con el sistema puerta a puerta. El cuarto grupo, está formado por el resto de recogidas selectivas para fracciones como las pilas, textil, aceite, aparatos eléctricos, restos de poda y jardinería, madera y voluminosos, en total 6.201 toneladas que representan un 14,8% del total y se recogen mediante contenedores en la vía pública o recogidas específicas.

Las recogidas citadas anteriormente están generalizadas en todos los municipios de la mancomunidad. El caso de la materia orgánica es distinto pues existen municipios que no han contado con este servicio en 2013 o lo tenían implantado parcialmente. Con este matiz, la materia orgánica es la cuarta corriente en importancia, con 4.911 toneladas, que suponen un 11,7% del total de la recogida selectiva. Si atendemos a los sistemas de recogida, cabe señalar que el único municipio que cuenta con contenedores de orgánica en todo su ámbito es Urnieta, mientras que Donostia tiene instalados los contenedores únicamente en los barrios de Amara y Gros. A pesar de estas limitaciones, la materia orgánica recogida mediante contenedores con llave llegó a las 1.212 toneladas (24,6%). En el resto de los municipios, salvo en los casos de Errenteria y Lasarte que no disponen de esta recogida, el sistema es el puerta a puerta y se recogieron 3.699 toneladas (75,4%).

En síntesis, puede afirmarse que en el papel/cartón, el vidrio, los envases y en el apartado de materiales varios, la recogida mediante contenedores es claramente preponderante con porcentajes del 80% o superiores. Esta situación se invierte en lo relativo a la materia orgánica, con un 75% recogido a través del puerta a puerta, aunque es necesario matizar que habrá que esperar a la implantación de contenedores en Donostia para poder ofrecer datos más contrastados.

 

Atendiendo a la clasificación anterior, sin la recogida de materia orgánica que no está implantada con carácter general, la media de kilogramos por persona y año recogidos selectivamente en los municipios que integran la mancomunidad de San Markos es de 117,84 Kgs. Por encima de esta media se sitúan: Usurbil, 137,9 Kgs.; Oiartzun, 131,5 Kgs.; Pasaia, 129,24 Kgs.; Astigarraga, 125,89 Kgs.; Donostia, 123,29 Kgs.; Urnieta, 119,43 Kgs. y Lasarte, 118,24 Kgs. Por debajo de la media se encuentran tres municipios: Lezo, 113,63 Kgs.; Hernani, 113 Kgs. y Renteria con 104,6 Kgs.

En lo relativo a la recogida de materia orgánica y entre los municipios con el puerta a puerta implantado, es necesario distinguir entre aquellos que han proporcionado este servicio durante todo el 2013 y los que se han incorporado a lo largo del año y cuyos datos, en consecuencia, no corresponden a un anualidad completa. En el primer caso se encuentran Usurbil con 122,61 Kgs. de materia orgánica por habitante y año, Oiartzun con 79,03 Kgs. y Hernani con 77,96 Kgs. Entre los segundos y muy cerca de estos datos, aunque la recogida se implantó en abril, se sitúa Astigarraga con 72,83 Kgs. y a continuación, Lezo con 50,63 Kgs. En el caso de los municipios de la mancomunidad con un sistema de contenedores personalizado para la recogida de materia orgánica, Urnieta alcanzó los 38,98 Kgs. por persona y año y Pasaia, que comenzó en Septiembre, recogió 5,54 Kgs.

En Donostia, los contenedores colocados en Amara y Gros ofrecen servicio a 4.765 familias inscritas voluntariamente, aproximadamente 11.500 personas, y recogieron 880 toneladas de materia orgánica, es decir 76,52 Kgs. por persona y año. Si ponemos esta cifra en relación con la totalidad de la población de ambos barrios, 41.000 personas, la  cantidad baja a 21,4 Kgs. por persona y año. En este apartado cabe esperar que la extensión del quinto contenedor al resto de la ciudad incremente notablemente estos datos. Así extrapolando los datos de participación de Amara, un 27% de la población, en Donostia participarían 50.330 personas y se recogerían 3.851 toneladas superando lo recogido en el resto de los municipios de la mancomunidad en 2013.

 

La recogida selectiva en polígonos supera el 60% y mejora en 15 puntos los resultados anteriores al nuevo sistema implantado en 2013.

En los polígonos gestionados por la mancomunidad se produjeron 10.948 toneladas de residuos en 2013; de ellas, 5.774, un 52,74%, se recogieron selectivamente y se destinaron a valorización. Este porcentaje ha experimentado un incremento constante desde la aplicación de la nueva normativa (junio de 2013), pasando de una media del 45% a superar el 60% en los primeros meses de 2014. Esta mejora supone evitar el vertido de más de 1.600 toneladas de residuos anuales. Por materiales, las dos corrientes principales son el papel/cartón y la madera, entre ambas, suponen un porcentaje cercano al 50% de los residuos recogidos.

La nueva normativa ha hecho posible que la mayoría de los residuos sean reciclados o compostados, pasando de cuatro a catorce las fracciones que se recogen de forma separada y proporcionando a las empresas de contenedores específicos para cada una de ellas. Son las propias empresas las que realizan esta solicitud, en función de sus necesidades, lográndose con ello reducir el volumen de residuos mezclado e incrementando el porcentaje de aprovechamiento y reciclaje.


Volver al listado de noticias

Tu comentario