Mancomunidad de San Marcos

Noticia
Actualidad

icono calendario05/03/2014

Denis Itxaso insta al P.V. a impedir la apertura de nuevos vertederos

El presidente de San Markos, Denis Itxaso, ha comparecido hoy ante la Comisión de Medio Ambiente del Parlamento Vasco, para dar cuenta de la situación de la mancomunidad ante la paralización de las infraestructuras previstas en el PIGRUG y la presentación de un nuevo plan de residuos por parte de la Diputación Foral de Gipuzkoa. En su intervención, Itxaso ha señalado que el plan presentado por Bildu “pretende abrir nuevos vertederos en Gipuzkoa y disfrazar las consecuencias negativas de esta decisión”. Asimismo, ha declarado que la prueba de estas intenciones es el retraso en el cierre de los vertederos de Urteta, Lapatx y Sasieta previsto para 2014 y que ahora se prolongará dos años más, en el mejor de los casos. “Se ha roto el pacto de confianza y solidaridad que muchos guipuzcoanos hicieron pensando que en 2014 serían compensados por su esfuerzo y sus basuras serían tratadas en la planta de valorización”. En relación con la posición de su mancomunidad ante esta situación, Denis Itxaso ha garantizado que, mientras esté en la presidencia, no se volverá a abrir el vertedero de San Markos bajo ningún concepto y que las obras de clausura y sellado avanzan para hacer esta situación irreversible.

En su presentación, el presidente de la mancomunidad de San Markos ha insistido en que se disfraza la realidad al hablar de vertederos de “inertes”. Los residuos de las plantas previstas en el nuevo plan de la Diputación de Gipuzkoa tienen la calificación de “no peligrosos”, exactamente igual que las basuras domésticas, van a los mismos vertederos y presentan los mismos riesgos de olores y filtraciones que los residuos urbanos. Según Itxaso, esta es la razón de que no se recoja en el Plan ni la ubicación ni el número ni la extensión de estos vertederos, cuando en sus propios documentos la Diputación ha barajado el uso de las canteras abandonadas y existe un mapa con su ubicación, que se ha mostrado a los parlamentarios. Dicho mapa contempla dieciocho emplazamientos situados en municipios como Andoain, Astigarraga, Bergara, Deba, Donostia, Leaburu-Gaztelu, Legorreta, Orio, Rentería, Regil, Urretxu, Zarautz y Zegama. Según los cálculos realizados por la propia Diputación, el uso de todas las canteras como vertederos proporcionaría un plazo de 4 o 5 años para continuar con una política de vertido.

El presidente de San Markos ha confrontado esta situación con las previsiones del PIGRUG, que fijaba el cierre de los vertederos en 2014, establecía una política de vertido 0 y alcanzaba unos porcentajes de reciclaje y compostaje del 57% de los residuos, sometiendo a biosecado y valorización el 43% restante. Todo ello sobre la base de un consenso territorial e institucional y respaldado por los representantes de los guipuzcoanos en las Juntas Generales. En sus conclusiones, Denis Itxaso ha abogado por la vuelta a una planificación sostenible de los residuos realizada desde el consenso y con respeto a la voluntad de los ciudadanos. En este sentido, ha instado a que el Parlamento tome cartas en el asunto para promover soluciones “pensando en el país” e impida la apertura de nuevos vertederos porque, si se mantiene la gestión actual, los residuos dejarán de ser un problema de Gipuzkoa y acabarán afectando al conjunto de Euskadi.





Volver al listado de noticias

Tu comentario